DECLARADO DE INTERÉS PROVINCIAL Y NACIONAL

El #JeepFestArgentina, una aventura inolvidable en la tierra colorada misionera

24 de agosto de 2018 - 12:42 hs

En la ciudad de San Vicente, Misiones, se llevó a cabo la XXII edición del evento "off road" más grande y trascendente de la Argentina y el Mercosur con cobertura de DEPORTV. Miles de personas dijeron presente en el predio del Automotokart, que agrupó participantes y fanáticos de diferentes provincias de nuestro país, Brasil, Paraguay, Uruguay y Chile, en un fin de semana lleno de aventura y adrenalina.
El predio del Automotokart desde el aire

El predio del Automotokart desde el aire

Todo lo que uno pueda llegar imaginar respecto al Jepp Fest de San Vicente, es nada al lado de lo que realmente es. Todo preconcepto queda sumamente minimizado cuando las caravanas de estos clásicos vehículos comienzan a asomar en la rotonda de la ciudad, esa que te recibe cuando llegás por la ruta nacional 14 y que conecta justamente con la capital de la provincia, Posadas. Ni hablar, cuando a dos kilómetros del centro, uno comienza a entrar en la zona caliente, y el cartel de Automotokart te recibe con los brazos abiertos para el mayor evento off road de la Argentina y del Mercosur. Bienvenidos a la aventura.



El viernes 17, el sábado 18 y el domingo 19 de agosto de 2018, fueron, para muchos, tres días de experiencias y vivencias únicas e irrepetibles. Claro que esta jeepeada fue la XXII edición del evento, y que, por como viene la mano, las ediciones seguirán y seguirán corriendo  a lo largo de los años y en crecimiento. Pero lo único e irrepetible hace referencia a las sensaciones que se viven como participante y/o espectador en cada edición de este tradicional evento. O más aún, en cada jornada. O yendo más a fondo, en cada instante.
 


Muchas cosas sorprenden. Como, por ejemplo, el impactante y exótico paisaje de la tierra colorada entre montes, vegetación espesa rodeada del  encantador sonido de los pájaros y la fauna típica del lugar. O la hospitalidad y la amabilidad del misionero en todo momento (literalmente) desde que uno pisa su tierra. El español, el guaraní y el portugués, entrelazándose en las conversaciones y formando una nueva lengua. La tranquilidad de un amanecer y un atardecer en la Plaza San Martín. La desconexión total de las redes sociales para conectar mano a mano con lo silvestre y lo natural y dar paso a la estimulación de los sentidos al 100%, entre innumerables situaciones más… Pero todo esto forma parte de una sola cosa, indescriptible, indescifrable… El aire. Sí, el aire. Claro, no específicamente como factor climático, cálido y húmedo de la Mesopotamia argentina, sino del ambiente que se respira, que rodea, que se percibe durante la estadía en esta ciudad del departamento de Guaraní, fundada el 27 de septiembre de 1961. 



Con más de 300 vehículos inscriptos (cifra récord), el Jeep Fest Argentina 2018 cumplió su edición número doce con diferentes actividades para sus participantes. El Automotokart de San Vicente, predio con todo lo necesario para llevar adelante un evento de estas características, fue el epicentro de la competencia. Allí, muchos de los viajantes se instalaron en carpas durante los tres días que duró el evento, que cuenta con diferentes atractivos: cinco Trillas, el Jeep Country, el Jeep Extreme y el Jeep Cross. Además de actividades recreativas para grandes y chicos, stands con artesanías y otros productos, cantina con comidas y bebidas típicas y nada menos que noches de diversión con baile (viernes) y cena show (sábado).  
 
DEPORTV estuvo presente todo el fin de semana en San Vicente, recorriendo los diferentes lugares y competencias, para ir generando una previa a través de las redes sociales (Facebook, Twitter, Instagram, YouTubede un plato fuerte que llegará en breve. Las mejores imágenes, testimonios, historias y mucho más, tendrá lugar en los próximos días en nuestra pantalla, como también en todas nuestras plataformas digitales, con varios especiales del Jeep Fest Argentina 2018.



Las trillas (5 en total), cuentan con diferentes recorridos, siempre partiendo desde el Automotokart. Desde allí, las diferentes caravanas rumbean en fila hacia lo más profundo del monte misionero, en dónde un terreno tan bello como hostil, espera para desafiar a los pilotos. Personas de mucha experiencia y recorrido, como el propio Concejal de San Vicente, Elvio Ceferino Rodríguez, con algunas trillas encima, cumplen el mismo recorrido que otros con escasa experiencia y/o debutantes, como el caso de Sol Muchewicz, de 13 años, que en su 4x4 roja transportó al equipo de DEPORTV.

Los caminos (que no son caminos en realidad), tienen de todo, pero, siempre, mucho barro de tierra colorada. Pozos llenos de agua, bajadas y subidas muy pronunciadas, arroyos, precipicios y mucha travesía en caminos selváticos, abundan en el transcurso de una jornada tan excitante como agotadora que comienza desde bien temprano (alrededor de las 8 de la mañana se empieza a largar) y que finaliza pasadas las 17. En medio del recorrido, es tradición comer un asado bien típico del lugar (fotos), que preparan desde la organización del evento para los participantes de las diferentes trillas. En este caso, DEPORTV fue parte del trazado del Tarumá (donde se encuentra el Salto del mismo nombre), y allí, con la cascada de fondo, se dio el almuerzo del día sábado. Una vez finalizado el agasajo y con las panzas llenas, se completa la última parte del camino para, previo paso por la ruta, desembocar nuevamente en la tierra colorada y llegar al predio del Automotokart. Sencillamente espectacular.

Después del merecido descanso, la gran mayoría de los participantes de las trillas, reaparecen con los Jeeps flamantes (y limpios) en los circuitos del  Automotokart, para participar en las diferentes pistas del espacio. El Country y el Extreme tienen recorridos de barro con pozos, subidas, bajadas y curvas muy pronunciadas. La carrera es contra el tiempo, que comienza a correr en el momento de la largada cuando el piloto toca un botón y finaliza tras completar el recorrido, llegar a la meta y cuando el copiloto hace lo propio para frenar el reloj. La diferencia entre Country y Extreme, es, básicamente, la complejidad de cada sector. En tanto, el Gaiola Cross es una competencia de velocidad, en la que el suelo es más "de pista", y que tiene en su mayoría a participantes brasileños.



De hecho, la sede de San Vicente forma parte de una fecha del calendario de esta disciplina muy popular en el país vecino.   

Una vez finalizadas las competencias, alrededor de las 18 del domingo, y en medio de un predio completamente lleno de gente divirtiéndose y viviendo los momentos finales de esta experiencia única, llega el momento tan esperado: el sorteo de un Jeep totalmente reacondicionado, que se rifa cada año entre todas las personas que compran un bono contribución en la previa del evento. Este gran momento y las premiaciones a los participantes, inducen al camino de la finalización de un tremendo fin de semana lleno de acción y adrenalina. Un mar de personas, de variadas nacionalidades, marcan el sendero de manera pacífica hacia la salida. Esa postal indica la magnitud que tiene este evento, organizado en gran parte del año por un grupo de más de 300 personas, con Alan Burger, presidente del Automotokart, a la cabeza.

Con las luces ya apagadas, llega para todos los visitantes, el momento de regresar a sus hogares, con una extraña sensación mezcla de añoranza a su tierra y melancolía de abandonar tan mágico lugar. Eso sí, con la certeza de que dentro de un año, en el mismo punto del país, esperará otra gran aventura, que contará con tres días únicos e irrepetibles. Como cada año. Como cada Jeepeada en San Vicente.

Por Daniel Contreras, Enviado Especial de DEPORTV

Twitter: @danicontreras87
Facebook: Daniel Contreras

Buscar

V
BUSCAR